Las autocaravanas y El Ejido I

Las autocaravanas y El Ejido I

Hace unos años El Ejido no dejaba de recibir caravanas, autocaravanas propias y autocaravanas en alquiler en el municipio de tal manera que el Ayuntamiento tuvo que tomar medidas drásticas. Una situación que a los comerciantes de la zona lo ven de manera positiva que turistas de todos los puntos de España y fuera de nuestras fronteras puedan realizar gasto a los distintos comercios.

Una vez llegaban a la ciudad, concretamente en las costas de Almerimar y Guardias Viejas los usuarios de las autocaravanas tenía un problema, y es que no encontraban ningún lugar donde pernoctar. No había ningún camping cercano ni área de autocaravanas, ni siquiera una zona donde estacionar aunque no tuvieran ningún tipo de servicios.

Las zonas elegidas ante la desesperación de los campistas son los aparcamientos de Lago Victoria y junto a las casas de Piedra del Moro, aunque en meses anteriores también han pernoctado en los aparcamientos que hay junto a la antigua discoteca Pirámide de Almerimar. Este hecho no hace más que perjudicar los comercios que ven como los turistas no tienen las infraestructuras necesarias para la estancia de los usuarios de autocaravanas. Para acentuar más el problema el Ayuntamiento hacía saber a los usuarios de autocaravanas propias y autocaranavas de alquiler que la acampada libre esta prohibida y que debían abandonar las zonas comunes o el estacionamiento en vía pública, hecho que lo único que se conseguía era provocar que el turista abandone El Ejido con el consiguiente perjuicio para todos los comercios. Si se incumplia la norma las multas iban de 0,60 a 300 euros a los usuarios de las autocaravanas.

El consistorio explicaba que no se trataba de mirar para otro lado, sino que se trata de buscar y trabajar en posibles soluciones para no perjudicar ni a los comercios de la zona y a los turistas en sus vacaciones que vienen a lo largo de todo el año buscando el clima tan calido de El Ejido. También manifestaban que no se puede permitir que se crean asentamientos y generen basuras y molestias a los vecinos. Proponían una zona en el puerto pero el problema es que el número de autocaravanas es completamente insuficiente para todas las que visitan la zona.