Fin de semana al Delta del Ebro en Autocaravana desde Barcelona

Fin de semana al Delta del Ebro en Autocaravana desde Barcelona

Este año decidimos por primera vez alquilar una autocaravana que residiendo en Barcelona, alquilamos una en el centro de Barcelona. El alquiler que reservamos es de fin de semana pero nuestra disponibilidad era desde el viernes tarde al domingo.

Preferíamos no realizar muchos kilómetros y por ser la primera vez en alquilar una autocaravana preferimos quedarnos en Catalunya, y el destino determinamos que fuera el Delta del Ebro.

Recepcionamos una autocaravana de 6 plazas pero siendo 4 miembros de la familia. Nos aconsejaron que aún siendo 4 personas conseguíamos tener más espacio y no tener que cambiar el comedor en cama cada noche. Sobre el tarde/noche ya ibamos rumbo al Delta por la autopista AP7.

Nuestros hijos estaban muy ilusionados con ir con la casa a cuestas y con el deseo de ser ellos los que durmieran en la cama superior de la cabina, la cama doble con escaleras que se encuentra en la capuchina.

Por internet vimos que en ocasiones hay concentraciones de autocaravanas a lo largo del río, nos aconsejaron que durmieramos dentro de camping, así que por la web seleccionamos el Camping l’Aube. Por internet leímos como hay un cierto peligro pernoctar en según que zonas y que es siempre aconsejable un área de autocaravanas o un camping. Un camping que se encuentra justo al lado del río, a pocos metros hay una zona comercial y rió arriba nos encontramos con un pequeño puerto deportivo que a su vez hay restaurantes y lugares típicos para los turistas. Los precios son correctos y las instalaciones muy bien, podrámos catalogar como un camping tranquilo y muy familiar.

Cerca del puerto deportivo hay una zona para realizar cruceros y decidimos reservar los 4 para hacer una excursión en barco por el Delta del Ebro. Con unos paisajes y un recorrido que iba desde la desembocadura hasta la Isla de Buda. El crucero duró una hora y media con guías especializados que describian toda la historía, la fauna, etc.

Por la tarde, después de comer en uno de los restaurantes junto al río fuimos a visitar amposta, es un pueblo que se encuentra entre el delta y las llanuras del interior. El turista tiene todo tipo de servicios. Visitamos el Museo Montsiá como lugar de interés.

Al día siguiente después de desayunar en la autocaravana dentro del camping decidimos visitar l’Ampolla, pueblo marinero y que llaman la puerta del delta. Disfrutamos de un día de playa y del ambiente marinero que hay junto al puerto que ha ido creciento en los últimos años convirtiéndose en uno de los más importantes y comerciales.

Por la zona existe un área de autocaravanas para aquellos que prefieren la libertad de pernocatar fuera de campings y se encuentra en Els Muntells. Dispone de alcantarillas y un coste de 6 euros por noche y por utilizar los servicios de desagüe. Si queremos vaciar y llenar los depósitos de las autocaravanas el coste es de tan solo 3 euros. Hay un empleado que se encarga del cobro de los servicios.

Hay una estación de servicio en sant Jaume d’Enveja solo para los servicios correspondientes a las autocaravanas, no esta permitido la pernocta.

Cerca de las 6 de la tarde retomamos la AP7 vuelta a barcelona para la devolución de la autocaravana en alquilerautocaravanasbarcelona.com donde teníamos nuestro vehículo preparado para hacer el cambio. Es una ventaja poder recepcionar la autocaravana en domingo tarde por lo que no es necesario devolverla el lunes laborable con las molestias que conlleva.

Una experiencia única y con ganas de repetir pero no será para fin de semana sino como mínimo semana santa o verano porque la sensación de vacío por no poder sacarle partido a la autocaravana para visitar países, ciudades, parques, lagos, etc. es evidente.